Alumnos del tercero de la media, con autorización de sus padres y el cumplimiento de un estricto protocolo sanitario para mitigar el riesgo de contagio del covid-19, regresaron ayer a clases.

En el Colegio Nacional de la Capital, “Bernardino Caballero”, se realizó el acto oficial, donde los estudiantes llegaron de forma tranquila y algunos acompañados por sus padres, retornaron a clases luego de meses a causa de la cuarentena establecida ante la pandemia del coronavirus.

El ministro de Educación, Eduardo Petta, brindó unas palabras en el lugar para los estudiantes que formaron filas como era costumbre durante cada día en la institución pública. “El cumplimiento del protocolo debe ser cumplido humanamente, es lo que pedimos a los chicos, a los padres. Hoy 12 colegios vuelven a la actividad presencial”, expresó Petta.

Las medidas sanitarias se implementaron en el lugar para que cada alumno pueda lavarse las manos antes del ingreso. De esta forma se dará cumplimiento al retorno a clases en el 2020, que se encontraban suspendidas a causa de la pandemia del covid-19 desde marzo pasado.

“Una lástima todo lo que pasa con la pandemia. Ahora nos reintegramos, pero necesitamos para volver a encontrarnos, hablar con los profesores y culminar el año. Los que vienen son los que están con la autorización de los padres”, afirmó un estudiante en uno de los accesos de esta institución educativa.

Los estudiantes del CNC suman un total de 195 matriculados para el último año, en tanto que son 50 los que consiguieron la autorización de los padres para regresar a clases presenciales. Antes de que el estudiante ingrese se corrobora si cuenta con la autorización correspondiente.

En el interior de la institución existe señalización en el suelo para que los estudiantes sepan mantener el distanciamiento físico. En las aulas, los escritorios y sillas se encuentran separados unos de otros y cada alumno debe utilizar alcohol en gel antes de ingresar a la sala. En tanto que dentro de los sanitarios se controlará el ingreso de modo a que no se registren aglomeraciones.

Existe una población de 65.000 estudiantes del último año en Asunción y Central, de los cuales solo 20.000 obtuvieron el consentimiento de los padres para asistir al colegio en el modo covid-19; es decir, con tapabocas y a dos metros de distancia de los docentes y compañeros, de acuerdo a Robert Cano, viceministro de Educación.

MODALIDAD “BURBUJA” SEGUIRÁ EN EL 2021

“El protocolo está en un contenido físico y el cumplimiento depende de la voluntad humana. Si esto puede permitirnos llevar con responsabilidad, el 2021 se va a mantener esta modalidad, porque no tenemos vacuna todavía a nivel mundial. Va a depender de nosotros”, dijo el ministro de Educación, Eduardo Petta.

También que la gratuidad será para los colegios que vuelvan a clases en esta etapa. Al respecto, el viceministro Robert Cano señaló que la organización fue rigurosamente planificada, y representará una experiencia significativa para observar el desenvolvimiento dentro de la institución.

“Este retorno de noviembre es muy importante para el sistema educativo, porque el 2021 haremos un retorno más amplio de clases; además el próximo año no queda otra salida que la educación híbrida”, remarcó.

Varios gremios de la educación se opusieron a este retorno. El Sindicato Nacional de Directores (Sinadi) presentó ante la Justicia un recurso de amparo contra la vuelta presencial para los del tercero de la Media, y la Federación de Educadores del Paraguay (FEP) expresó su rechazo.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar