El Banco de Tejidos del Centro Nacional de Quemaduras y Cirugías Reconstructivas (Cenquer) reportó el primer procesamiento de tejido óseo, que beneficia tanto al paciente como al cirujano reduciendo el tiempo quirúrgico y evitando producir morbilidades en zonas donantes cuando es extraído del propio paciente y así cubrir déficits óseos en otras zonas. El procedimiento médico está dirigido a pacientes que sufren accidentes con pérdida de huesos y también en casos de tumores óseos. También se procesa membrana amniótica y está en proyecto el de válvulas cardíacas.

El tejido óseo de banco puede almacenar en varias formas, y se utiliza cuando se necesita soporte de estructura ósea, para rellenar déficit y dar más biología, en fracturas multifragmentarias, fragmentos óseos largos, tibia, fémur, radio y otros. Se almacenan de igual manera y son muy útiles cuando hay pérdida de grandes fragmentos óseos en las extremidades, pudiendo recuperar la longitud de las mismas, detalló el Dr. Saúl Zaputovich, director médico del Cenquer, encargado del procesamiento del tejido óseo junto al doctor Héctor Llano.

PROTOCOLO

“Aparte de la membrana amniótica, que procesamos para el tratamiento de pacientes con quemaduras, úlceras, escaras y heridas oculares, ya estamos procesando hueso. Y estamos terminando el protocolo para el procesamiento de válvulas cardíacas. Todo, bajo autorización y control del Ministerio de Salud, a través del INAT”, afirmó el especialista.

Zaputovich explicó que con este procesamiento pueden beneficiarse pacientes con fracturas y pérdida de fragmentos del hueso. “Se rellena con el tejido óseo del Banco la parte donde falta el hueso”, agregó. Este procedimiento también puede ser útil en tratamiento de tumores óseos.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar