Los propios familiares de la afectada alertaron a la Policía para que sea retenida y final­mente enviada a un albergue. La mujer se encontraba en una casa ubicada en Cabañas, departamento de Cordillera.

Cuando era trasladada a un albergue, por ser contacto de una paciente que había dado positivo a la prueba del covid-19, logró fugarse tras engañar al chofer de la ambulancia en la que era trasladada. Ocu­rrió antes de llegar a la Casa de Familia Salesiana, Ypaca­raí, donde debía guardar ais­lamiento.

La mujer trabaja cuidando adultos mayores y una per­sona que estaba bajo su aten­ción dio positivo. Tras cono­cer la noticia, fue hasta su casa a cumplir la cuarentena obligatoria, pero la dueña de la casa la desalojó cuando se enteró de la situación.

“Al enterarse la dueña de la casa y por presión de los vecinos, tuvo que ser desalojada. Ahí se pusie­ron en contacto con nosotros y la íbamos a recibir en el alber­gue. En teoría, la señora enten­dió todo lo que se iba a hacer”, afirmó Roque Silva, director de la XI Región Sanitaria (Cen­tral), en contacto con GEN.

Dejanos tu comentario

12H

Diputados votaron a favor de la interpelación de la ministra de la Niñez. ¿Es una decisión acertada?

Click para votar