Para homenajear el centenario de rela­ciones bilaterales entre Paraguay y Japón, se realizó la cuarta edición del Festival Cultural Gastronó­mico japonés “Nihon Mat­suri! 2019”, declarado de Inte­rés Turístico Nacional por la Senatur y de Interés Muni­cipal por la Junta Municipa­lidad de Asunción. Cristina Tanaka, miembro de la Comi­sión organizadora del evento, mencionó a La Nación: “Es un gran festival gastronómico y cultural, una gran fiesta de integración entre la colecti­vidad japonesa y paraguaya. Somos descendientes y lo que queremos es preservar la cul­tura, la gastronomía, los tam­bores, el baile y compartir con el público en general”.

Muestras de arte, gastrono­mía y música fueron prota­gonistas en un evento único para toda la familia. La acti­vidad se desarrolló el sábado 9 de noviembre, en el Centro de Convenciones Mariscal de 12:00 a 22:00, miles de aficio­nados degustaban las delicias a costos accesibles, y los aman­tes de los animées (cosplay) iban vestidos acorde al estilo de los personajes favoritos.

ATRACTIVOS

En el lugar se exhibió un “Mikoshi” u “Omikoshi” (santuario portátil), utilizado como medio para transportar deidades. El mismo hacía su recorrido a la vista de los pre­sentes que grababan el rito con entusiasmo. Esta capi­lla portátil del sintoísmo, fue refaccionada y enviada espe­cialmente desde Japón para el festival. La historia cuenta que el primer “Mikoshi” fue construido allá por el año 749. En cuanto a la diversidad gastronómica, participaron unos 45 stands, la mayoría restaurantes que ofrecieron menús salados y dulces típi­cos japoneses.

SOBRE EL EVENTO

El “Nihon Matsuri” se inició en el 2016. Es conocido por ser una de las mayores fies­tas japonesas a nivel país, ya que ofrece un sinfín de acti­vidades para todas las fami­lias, además de ser un espacio donde la colectividad nikkei y paraguaya comparten para disfrutar de la gastronomía, tradición y cultura japonesa.

Es organizado por la Asocia­ción Japonesa de Asunción y la Comisión Organizadora de los Eventos Conmemora­tivos de los 100 años de Amis­tad Paraguay y Japón con el apoyo de la Embajada del Japón. Cada año congrega cerca de 5.000 personas.

“Los inmigrantes japoneses llegaron hace 83 años en la colonia La Colmena, de ahí fuimos ampliándonos con asentamientos y en todos los lugres tuvimos buena acogida por parte de Paraguay, y prác­ticamente todos se convirtie­ron en una parte de Paraguay y los que nacimos aquí ya nos sentimos más paraguayos que japoneses. Pero heredamos la gastronomía, disciplina, que es lo que queremos compar­tir”, señaló Tanaka. “Para­guay es un país de gente muy cálida y con oportunidades para personas que quieran trabajar bien. Creo que es una buena conjugación porque los japoneses son un poco más serios, introvertidos, más exigentes, y combinado con calidez, hospitalidad de los paraguayos y alegría, vamos haciendo una buena combina­ción para cualquier empren­dimiento”, concluyó.