La zona más afectada por los intermitentes temporales en el país es la del Bajo Chaco. En este sentido, la cartera de Emergencia brindó asistencia a los damnificados con alimentos, carpas, colchones y refugios para las familias, que totalizan más de 2.060, según lo anunciado por el ministro de la SEN Joaquín Roa durante una reunión mantenida en el despacho de la SEN con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez. La visita fue realizada personalmente por el Jefe de Estado de manera sorpresiva.

Informaron que hasta el momento se enviaron 2. 500 kilos de alimentos, además de 700 colchones, 700 mantas y 500 carpas para las familias damnificadas. “Hemos enviado 2.500 kilos de alimentos, 700 colchones, 700 mantas y casi 2.000 carpas y estamos en condiciones de proveer la cantidad que sea necesaria”, puntualizó Roa.

ALBERGUE

En la localidad de Benjamín Aceval se habilitó un albergue a cargo de la mencionada cartera de Estado, donde actualmente están atendiendo a más de 25 familias. A esto se suman otros cuatro albergues ubicados en la localidad de Remansito, en donde 160 familias y funcionarios de la SEN distribuyen los víveres. Paralelamente, en Areguá, brindan ayuda a otras 15 familias afectadas. Con respecto a los anegados por el desborde de un río en San Lorenzo, tanto en el Hospital General de San Lorenzo como en una escuela, también el personal de la Essap, está contribuyendo con trabajos para evacuar las aguas.

En la zona de Limpio, más precisamente en las áreas comprendidas en el entorno del barrio Villa Jardín, rescataron a más de 500 personas, cuyas viviendas se hallan inundadas. El pasado viernes se identificaron intensas lluvias y de acuerdo al reporte de la SEN, cerca de 150 familias durmieron en los albergues temporales. Otras zonas afectadas también precisaron de asistencia, como el caso de Limpio, Luque, Areguá, Capiatá y J. Augusto Saldívar.