“Soy ex futbolista y sé de casos de extorsiones y amenazas”, dijo un hombre que se identificó como Máximo Severino, que se mostró “preocupado y triste” porque todavía “hay chicos y gente que se siguen reclutando y los van extorsionando”, al explicar en radio Primero de Marzo una experiencia parecida a la que sufrieron Rolando Chilavert y su hijo Iván.

“Quiero conversar con Rolando Chilavert para poner a conocimiento lo que sé para seguir con la investigación y ayudarle. Sé que están con otra gente, que no puedo decir públicamente los nombres, uno es un señor que me decía era italiano, pero tenía acento paraguayo, tengo datos”, concluyó.

Relató que hace 11 años pasó por una situación idéntica a la acontecida con la familia Chilavert en Odessa, Ucrania. “En el 2008 pase prácticamente por lo mismo que el señor Rolando Chilavert. Le creo todo lo que contaron, conozco a estas personas”, indicó.

Explicó que a él lo mantenían bajo constantes amenazas, como que sería recluido en una prisión de Europa del Este para que así los mafiosos se aseguren de que no sea un problema en el futuro. “Me decían que a tal persona lo llevaron preso para que yo sienta miedo. Me habían pedido 1.000 euros”, especificó.

Severino habló del “General”, un oscuro personaje que sería el cabecilla y principal líder de este clan del bajo mundo. “Calculo que este señor tenía casi 30 años cuando pasé ese mal momento”, comentó y agregó que pudo escapar “por suerte” de sus captores y regresar al país, ya que en todo momento se mostraron seguros de poder acabar con él y desaparecerlo.

Otros casos

La ministra de la Niñez, Teresa Martínez, comentó que siete jóvenes de Ciudad del Este fueron llevados a Ucrania como víctimas de una red de trata de personas. “Fueron llevados para trabajar en una fábrica de cigarrillos; también fueron violentados y solo lograron escapar gracias a que uno de los hermanos pudo salir”, relató.

Martínez, quien fuera fiscala especialista en casos de trata, recordó el caso y también las alarmantes cifras del problema en el país. La ministra pidió a su par de Deportes que trabaje en la regulación de los pases de jóvenes futbolistas que pueden ser víctimas y respaldó a la fiscala Nathalia Acevedo, que investiga la causa Chilavert. “Está muy capacitada y va a poder trabajar porque esta red tiene sus lazos en Europa”, dijo.