El único equipo de radioterapia del sector público que funcionaba en el Instituto Nacional del Cáncer quedó inactivo debido a que venía trabajando al menos 10 horas diarias para el tratamiento de unos 70 pacientes oncológicos, explicó el director del centro asistencial, el doctor Nelson Mitsui. “Se usaba 10 horas por día, es el único del país –en el sector público–. No tiene mantenimiento y esto es grave”, lamentó.

El equipo que no tiene más de 3 años quedó sin funcionamiento debido a que en julio pasado venció el contrato de mantenimiento que no fue renovado, pese a que se solicitó en tres ocasiones en los últimos seis meses, pero por la falta de presupuesto no se podía hacer nada. “El último pedido corrió y ya se pagó por el repuesto que debe ser traído de los Estados Unidos”, indicó.

Indicó que la centralización de la administración es la que conlleva a este tipo de situaciones, debido a que no está en manos de la dirección del centro asistencial la contratación de los servicios, sino del ministerio. “La estructura está así. El sistema no está bien. Estamos esperando el repuesto. Solicitamos una ampliación de los servicios tercerizados”, dijo al anunciar que de esta forma se paliará el problema.