Por sexto año consecutivo, Éver Pintos camina en zancos para dar gracias a la Virgen por un buen año en lo laboral. “Trabajo de payaso, desde hace 6 años”, dijo al tiempo de indicar que durante el año siempre tiene mucho trabajo. No obstante, en esta ocasión también caminó para dar gracias a la Virgen porque una cirugía de hernia salió bien.

Indicó que si bien en esta ocasión camina solo, en otras ocasiones suele hacerlo con los amigos. “No se quieren levantar temprano, por eso ahora voy solo”, indicó al asegurar que caminó en zancos desde Ypacaraí y que para llegar junto a la Virgen se demora al menos cuatro a cinco horas.

Al si su promesa resulta cansador, el joven indicó que está acostumbrado, por lo que no resulta nada difícil para él. “Para mí no es complicado, pero para la gente que no sabe seguro que sí va ser complicado”, aseguró.