El ministro del Interior, Ariel Martínez, ade­lantó que se contará con "una nueva versión" del Grupo Lince para combatir al crimen en la ciudad fronte­riza de Pedro Juan Caballero, caracterizada por la presencia de sicarios y narcotraficantes.

En una entrevista concedida a la radio 970 AM, el titular de la Cartera de Estado señaló que la visita que actualmente realiza a Panamá se da con el objetivo de intercambiar experiencias con la Policía de dicho país, y sobre todo apro­vechar la oportunidad para agradecer el apoyo brindado para crear el Grupo Lince en Paraguay.

Sobre este punto, recordó que fueron los instructores pana­meños quienes se encargaron de formar a los agentes de Policía paraguayos durante el proceso de creación de este unidad táctica motorizada. "Ellos están muy impresio­nados con la repercusión que tiene el Grupo Lince en Para­guay", manifestó.

La quinta promoción de "Lin­ces" que egresará en este mes de mayo será asignada a la ciu­dad de Pedro Juan Caballero, capital del departamento de Amambay, según lo confirmó el propio ministro durante la entrevista radial.

La quinta generación Lince recibirá vehículos blindados y guía de la unidad antiterrorista.FOTO: CHRISTIAN MEZA
La quinta generación Lince recibirá vehículos blindados y guía de la unidad antiterrorista.FOTO: CHRISTIAN MEZA

EQUIPADOS

De acuerdo a las expresio­nes vertidas, se tendrá una "nueva versión" del Grupo Lince en esa zona del país. Para el efecto, los uniforma­dos requerirán de un entrena­miento especial y serán dota­dos de vehículos equipados para el trabajo operativo en la frontera con Brasil.

En otra entrevista anterior, el comandante de la Policía Nacional, comisario Luis Rojas, ya había adelantado que "se preparan para enfren­tar una zona fronteriza muy sensible", en alusión a Pedro Juan Caballero, caracteri­zada por la presencia de sica­rios y narcotraficantes.

El embajador de Panamá en Paraguay, Hugo Alvin Moreno, confirmó que ya se están haciendo las gestiones para el envío de vehículos blindados a Paraguay para cuidar las fronteras, así como para traer personal de la UESAT (Unidad Especial Antiterrorista) que ayude a guiar en las actuaciones téc­nicas de la Policía de fron­tera.