Los casos de contagios de COVID-19 en todo el país siguen en aumento y lógicamente las penitenciarías no escapan a la pandemia. Incluso la situación de hacinamiento en la que se encuentran algunos centros penales, sumada a la limitación de recursos para luchar contra el virus, hace que estos lugares sean mucho más vulnerables y presenten de manera más frecuente focos de contagio, situación que preocupó en su momento a la titular del Ministerio de Justicia, cuando expresó su deseo de cerrar la cárcel de Tacumbú.

La mayoría de los reclusos padecen de varias enfermedades como adicciones, que son consideradas como afecciones de base para el coronavirus. Así también, otros que están con tuberculosis, VIH, diabetes y otras de transmisión sexual, fue lo expresado días atrás por Cecilia Pérez.

Lea también: Sistema penitenciario con 278 casos de COVID-19: “Esperábamos resultados más catastróficos”

El informe presentado hoy por el Ministerio de Justicia en su cuenta de Twitter detalla la cantidad de casos activos en las diversas penitenciarías del país. Tacumbú encabeza la lista con 258 casos, el penal de Misiones (19); Emboscada (12); el Centro Penitenciario para Mujeres Juana María de Lara de CDE (17); Coronel Oviedo (7) ; la Unidad Penitenciaria Industrial Esperanza (5) y la Granja Ko’ê Pyahu (1).

El total de recuperados suma 218, mientras que los confirmados, 319, por lo que el total de casos activos asciende a 101 pacientes. Dentro de la complicada situación por la que atraviesa el país a consecuencia de la pandemia, la noticia positiva la tiene la penitenciaría de Ciudad del Este, que en este momento se encuentra libre de COVID-19, al recuperarse aquellos que contrajeron la afección.

Los casos de contagio se dieron lentamente en los demás centros penitenciarios, especialmente en Tacumbú, a diferencia de la penitenciaría de Ciudad del Este, donde los casos se masificaron al mismo tiempo. Luego del brote inicial de COVID-19 dentro de la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este, tres agentes penitenciarios fallecieron, además de una persona privada de libertad.

En gran medida, un brote de 104 positivos en la cárcel de Ciudad del Este, reportado el 24 de junio, incidió en las cifras del departamento, que se convirtió en el epicentro de la pandemia en el país. Según un informe, se llegaron a testear a unos 700 reos que accedieron al hisopado tras el brote inicial.

Le puede interesar: Guardia penitenciaria falleció por COVID-19 en Ciudad del Este


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar