El riesgo de contagio del COVID-19 aumenta en el país a medida que se avanza de fases. Lugares sin mucha ventilación en espacios compartidos como restaurantes, patios de comida, gimnasios o bares aumentan la posible transmisión.

La exposición al COVID-19 se da mayormente en espacios sociales compartidos en la fase 3 de la cuarentena inteligente, debido a una mayor circulación comunitaria y los casos de asintomáticos.

Profesionales de la salud recuerdan la importancia de mantener los protocolos sanitarios para evitar los rebrotes del virus y los cuidados se deben extremar. Aseguran que todo lo relacionado con actividades sociales siempre representará un riesgo, a pesar de las precauciones que se puedan aplicar.

“En fase 1 el riesgo era menor, el riesgo aumenta con las actividades de fase 2 y aumenta mucho más con la fase 3, tengo que saber que con toda actividad me estoy exponiendo. Si bien, se hace de todo para mitigar los riesgos de contagio, hay riesgos imposibles de mitigar que tienen que ver tanto con el número y diversidad de contactos”, afirmó la Dra. Adriana Amarilla en contacto con La Nación.

La vuelta de actividades de ocio y entretenimiento requiere un compromiso por parte de los ciudadanos y de un protocolo estricto para evitar el contagio de la enfermedad.

Lea más: El autocine inició una nueva era en el Este

Núcleo familiar se debe mantener

Las idas a restaurantes deben ser con el denominado núcleo familiar. Foto: Christian Meza

En caso de asistir a actividades sociales, de ocio o entretenimiento, solicitan que sea con núcleo familiar o núcleo de trabajo, es decir, aquellas personas con las que se convive a diario, sean familiares o amigos en la casa o en el trabajo.

“Cuando voy a una actividad estrictamente fuera del trabajo ya me expongo a personas que no tengo idea de su historia y a mayor tiempo de actividad, dura más la exposición. Cuanto más masivo es el evento, muchísimo más riesgo aún porque no tengo control sobre las personas que están en el lugar. Puede haber alguien que llegó de una zona de riesgo de contagio”, dijo Amarilla, directora de Promoción de la Salud.

Asimismo, manifestó que está en ascenso debido a la circulación comunitaria, por lo que se teme un brote del virus. “Es un momento en que hay circulación comunitaria, podemos contagiarnos y por eso el lavado de las manos, el uso de tapabocas y el distanciamiento físico siguen siendo fundamentales. Pero también disminuir tanto nuestro número y diversidad de contactos. Esa ya es una decisión personal”, afirmó.

Lea también: Dueños de casinos aguardan protocolo para reapertura de locales

El sábado pasado realizaron las primeras proyecciones en el formato autocine en Ciudad del Este. Foto: Gustavo Galeano

La profesional de blanco recomienda que se sigan teniendo las prevenciones al llegar a la casa desde la calle, como sacarse la ropa y zapatos. Recuerda que se minimiza la exposición evitando tocar objetos que haya usado una persona potencialmente contagiada con COVID-19. También aconseja evitar lugares cerrados debido a que sitios donde circula el aire se mitiga el riesgo de contagio.

“Si yo estoy cara a cara hablando con otra persona, si se trata de un evento social, debería sacarme la mascarilla para compartir una picada y un trago. Si no es de mi ambiente ni de mi grupo de trabajo, es un contacto externo y sin saber puede venir de una zona de alta circulación comunitaria. Esa no es una persona con la que yo tendría que hacer esa actividad. Eso le va a afectar a mi familia y a mi trabajo”, manifestó Amarilla.

Dejanos tu comentario

17H

Los casos de dengue comienzan a tener un ligero incremento. ¿Qué acciones considerás se deben aplicar?

Click para votar