Un hombre de 54 años presentó anoche un cuadro respiratorio agudo, que con el correr de las horas se complicó y causó su muerte, en el Hospital Regional de Encarnación, departamento de Itapúa, esta mañana. La víctima fatal era padre de una joven que supuestamente ingresó desde Posadas, Argentina, sin cumplir la cuarentena obligatoria para mitigar los contagios por coronavirus en Paraguay.

Al paciente se realizaron las preguntas correspondientes de rutina cuando ingresó al centro asistencial. Fue consultado sobre si mantuvo contactos con personas con cuadros respiratorios similares, a los que supuestamente respondió que no a los médicos intervientes, según un informe de la comisaría 4ta de Encarnación. La familia afectada es oriunda de Mayor Otaño.

Posteriormente, el paciente fue trasladado al sector de internados donde permaneció con otros pacientes acompañados por sus familiares. Una mujer cuya identidad se resguarda denunció que escuchó la conversación de los allegados del hombre que decían que iban a "seguir mintiendo a los médicos”, debido a que su hija ingresó al país desde Argentina sin haber realizado la cuarentena.

Según la denuncia, los familiares de la víctima mintieron a los médicos exponiendo a varias personas que se encontraban en el Hospital Regional de Encarnación. A raíz de esta situación, enfermeros y médicos de este centro asistencial entraron en cuarentena a partir de esta mañana mientras que los familiares del hombre niegan la acusación. La doctora Tatiana Beatriz Ichiawa confirmó lo ocurrido.

Muestras del personal médico fueron enviadas al Laboratorio Central del Ministerio de Salud para realizar la prueba de coronavirus a los afectados. El hecho fue comunicado a la fiscal María del Carrnen Palazón, quien solicitó elevar informe correspondiente con todos los datos denunciados.