En el marco del Plan Operativo Caacupé 2019 y dentro del área de cobertura del mencionado evento, la Dirección Nacional de la Patrulla Caminera demoró a 113 conductores alcoholizados de un total de 1361 pruebas de alcotest efectuadas.

Para estos trabajos fueron movilizados un total de 353 efectivos que se encargaron de realizar tareas de regulación de tránsito y control de cualquier actividad vehicular que pudiera representar peligro para los peregrinantes, desde el día 5 hasta el 8 de diciembre del corriente año.

En ese sentido, los inspectores nacionales demoraron 156 automotores (vehículos de 4 ruedas y motocicletas) cuyos conductores carecían de licencia de conducir y la habilitación municipal de sus rodados. A estas cifras se incluyen los menores de edad inhabilitados y los ebrios.

Durante el operativo se cumplieron con 674 procedimientos por faltas leves, graves y gravísimas a la Ley Nacional de Tránsito y Seguridad Vial.

En los mencionados días y dentro de toda el área de cobertura se reportaron 10 siniestro viales que arrojaron 5 lesionados y también 5 fallecidos.