Un grupo de personas realiza en estos momentos una sentanta frente al sanatorio Migone para reclamar justicia para el pequeño Renato, quien habría fallecido días atrás por una presunta negligencia médica.

La semana pasada el niño fallecido fue al sanatorio por un supuesto cuadro de brinquitis, durante su permanencia en la urgencia la situación se complicó. Según comentan sus familiares le habían administraron dos medicamentos al mismo tiempo, que presuntamente le hicieron convulsionar y le habrían provoco la muerte.

Familiares del niño fallecido denuncian que en el momento de crisis el sanatorio no contaba con los equipos de reanimación, ni con los insumos necesarios para socorrer a Renato. “Una de las enfermeras le aplicó dos medicaciones juntos, no le aplicó en el suero sino en vía, directo. Ahí, él tuvo la reacción”, explicó la abuela del pequeño fallecido en La Lupa.

En tanto que el representante legal del Sanatorio Migone, Ricardo Preda, aclaró que la autopsia no fue practicada por el sanatorio y que fue solicitado por la familia. “El resultado de la autopsia no está a conocimiento nuestro, aclaro que no fue practicada por el sanatorio. Fue realizada por la Dra. Ingrid Rodríguez solicitado por la familia a través del doctor tratante Antonio Arbo”, señaló Preda.

Aseguró que están convencidos que todo se realizó conforme al protocolo. “La causa de muerte no lo vamos a determinar nosotros, lo va a determinar la investigación", sostuvo.