Con el objetivo de dar respuestas más rápidas a las denuncias de violación al Código Laboral.

La ministra de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Carla Bacigalupo anunció que duplicarán la cantidad de fiscalizadores y que tras asumir la administración en agosto pasado iniciaron un fuerte trabajo de fiscalización sobre todo a las empresas de seguridad, construcción y limpieza, que son las que más denunciadas por los trabajadores y ciudadanía en general.

“Recibimos muchas denuncias de las empresas de seguridad” sostuvo y afirmó que muchas de ellas fueron multadas por incurrir en violaciones de los derechos laborales. En ese sentido reconoció que se debe seguir fortaleciendo esa área, instando a la ciudadanía a que no se canse en denunciar tanto en las oficinas del Ministerio del Trabajo como en la web.

Reconoció que la cartera de Estado cuenta con apenas 26 funcionarios que deben fiscalizar las empresas de todo el país y que a pesar de las limitaciones, aseguró que se lograron resultados “impresionantes”. Adelantó que tienen pensado duplicar la cantidad de fiscalizadores y de esa manera con innovación y tecnología, dar respuesta a las denuncias.

Formalización del empleo

Bacigalupo sostuvo además que cerraron un año 2018 auspicioso, sobre todo en lo relacionado a la formalización del empleo, logrando en los últimos cuatros meses “pasos muy seguros y números muy importantes”, que significaron la mejora en la calidad de vida de muchos trabajadores que estaban en situación informal y migraron al sistema de seguridad social.

“Estamos haciendo un trabajo conjunto con el sector empresarial, el Gobierno y las centrales obreras, sobre la base del dialogo tripartito para generar los grandes cambios, atendiendo a que no vienen solos, el Ministerio de Trabajo no podrá cambiar solo esta situación de la noche a la mañana, sino que requiere de una alianza”, reconoció.

Aseguró que el trabajo formal al igual que la educación es una “causa nacional”, teniendo en cuenta que Paraguay tiene un nivel alarmante de desempleo e informalidad, en el caso de este último llega al 65 por ciento, es decir 1.871.000 personas paraguayos trabajan de manera informal.