Este miércoles se reanudó en Asunción el juicio oral por el asesinato y desmembramiento de Cinthia Carolina, cuyo cráneo fue encontrado dos años después, en el río Paraguay.

El Tribunal de Sentencia de Villa Hayes condenó a 30 años de pena privativa de libertad a Esteban David Da Silva, por la muerte de Cinthia Carolina Escobar. Una pena ejemplar a pesar de todas las trabas que sus familiares pusieron en el camino. Se trató del mayor caso de feminicidio ocurrido en el país. El tribunal lo encontró responsable porque el hombre tenía motivos para cometer el hecho.

Esteban David Da Silva González.
Esteban David Da Silva González.

Según los antecedentes mencionados por el tribunal, los policías que intervinieron luego del levantamiento del cuerpo encontraron una boleta de Inverfín a nombre de Francisco Vera. Por lo que se procedió a allanar su casa, donde se encontró restos de sangre perteneciente a una persona.

El primer interrogante fue el día en que la víctima murió conforme a la perito Rafaela Fernández, quien afirmó que la víctima llevaba 3 a 4 días de fallecida. En ese sentido también presto declaración de Gladys Torales.

La víctima fue vista por Angel Saucedo en la casa de un tal Francisco Vera, donde se encontró sangre y ropa interior con semen. Conforme al testimonio de Saucedo, quien estuvo en ese lugar, significa que la víctima murió el 22 de enero del 2016, en horas de la madrugada.

“Concordando todos los indicios que hemos recolectado vemos que Francisco Vera y Esteban Da Silva si se conocían”, indicó la presidenta del Tribunal Sonia Idoyaga.

Según el testigo Angel Saucedo el mismo estuvo bebiendo y consumiendo crack el jueves 21 de enero en Villa Hayes. También manifestó que se fue a las 2 de la madrugada a comprar más crack de la casa de Francisco Vera. Luego bebió hasta las 4 de la madrugada con Da Silva.

En la investigación incluyeron la mochila en la cual fue encontrada la cabeza de la víctima, que l surgió del testimonio de Gladys Torales, quien describió que vio en el poder de Esteban Da Silva. El hombre se había puesto esa mochila y salió, el 21 de enero a las 14:30 horas.

“No existe ningún testimonio contrario a este, donde justifique que Da Silva se encontraba en otro lugar esa madrugada”.

Antecedentes

El 21 de enero del 2016, Cinthia Carolina fue hasta la casa de Francisco Vera, en el asentamiento San Roque, donde se habría encontrado con su exnovio quien la golpeó brutalmente esa noche desfigurándole el rostro.

El 26 de enero del 2016, vecinos del barrio El Progreso hallaron en un patio baldío el cuerpo desmembrado de la mujer dentro de un bolso para viajes, pero no estaban la cabeza ni sus órganos internos. En noviembre del 2017, el cráneo fue hallado en aguas del río Paraguay.

Esteban David Da Silva, expareja de Cinthia Carolina, fue el único sospechoso del horrendo crimen. El juzgamiento comenzó en Villa Hayes pero se trasladó a Asunción por motivos de seguridad.