Anunciaron que el personal de blanco seguirá movilizado hasta tener una respuesta con respecto a los dos procesos internos que mejoraban las condiciones laborales.

A estas horas de la tarde, un grupo de profesionales de la salud sigue movilizado esperando alguna respuesta con respecto al dictamen de los concursos cuyo proceso fue anulado por la Secretaría de la Función Pública. Y se registraron algunos incidentes entre los manifestantes y efectivos de la Policía Nacional.

El día de ayer, el ministro de salud Julio Mazzoleni se reunió con diferentes representantes del sector salud y luego de escucharlos, decidió presentar un recurso para que la Secretaría de la Función Pública (SFP) reconsidere el dictamen negativo que dio. Es ése recurso lo que están esperando ahora los más de 3500 funcionarios de salud entre ellos médicos, enfermeras, licenciados, odontólogos, bioquímicos, técnicos administrativos, personal de blanco en general.

Frente a la SFP permanece el grupo de manifestantes esperando una respuesta. Foto: Néstor Soto.
Frente a la SFP permanece el grupo de manifestantes esperando una respuesta. Foto: Néstor Soto.

“Un grupo de compañeros se trasladó frente al Ministerio de Salud y están esperando la nota de pedido que el ministro de salud debe entregar a la Secretaría de la Función Pública, él nos prometió que esa nota estaría antes del mediodía y están presionando para que llegue esa nota a la SFP”, contó a La Nación la Dra. Cynthia Jara.

Refirió además que el grupo de manifestantes más grande sigue frente a la SFP esperando la llegada de la nota.

“Nosotros vamos a permanecer hasta que tengamos una respuesta. La medida de fuerza más inmediata es no movernos de aquí, no permitir que salgan funcionarios del edificio de la Función Pública. Tenemos esperanza de que la nota va a llegar en el transcurso de los minutos”, mencionó.

Además indicó que aproximadamente alrededor de 400 personas están movilizadas y vienen de distintos puntos del país como Quiindy, Pedro Juan Caballero, Caaguazú, Cordillera. “Prácticamente de las 18 regiones sanitarias y de todos los servicios estamos representando de acuerdo a la capacidad ya que cumplimos un horario laboral, estamos cubriendo como se puede porque no es una huelga, es una manifestación”, aclaró.

Con relación a la reunión mantenida con el ministro de salud, dijo que el titular quiere certificar el proceso pero que necesita del aval de la SFP.

“La postura luego de escuchar a las personas que concursamos es de que quiere certificar el proceso, quiere validar pero institucionalmente necesita el aval de la SFP. La secretaria ya dio un dictamen de que hubo irregularidad entonces instamos a que hagan un dictamen en el que digan que eso no es un agravante como para suspender este concurso”, especificó.

Así también expresó que la cantidad de afectados para nombramiento es de 3500 personas y para recategorización 1500 personas.