La venta indiscriminada de mestizos que no son pitbull, dan mala fama a la raza, cuando atacan y alegan que es pitbull. “Un pitbull no es para cualquiera”, así lo explicó Miguel Aguirre, Presidente de la Asociación de Pitbull en Paraguay, a propósito de la polémica que se reaviva tras la muerte de una bebé por las mordeduras de un perro de ésta raza.

La raza exige tiempo y movimiento, no es para tenerlo encerrado. Sugirió que antes que nada, la gente se informe sobre la raza. Pero principalmente expresó su preocupación por la difamación de la raza, puesto que el 90% son mestizos. Un pitbull es un perro apto para el deporte, con mucha energía. Requiere de una hora de caminata al día.

“El primer punto a tener en cuenta es si es un pitbull realmente. El 90% de los que hay en Paraguay son mestizos. No se sabe quienes son los padres, quienes son los abuelos y los tátarabuelos. Entonces no sabemos que incidencia tienen los perros que fueron cruzados entre si, si son violentos o no”, expuso a la 970 AM.

“Por otro lado tenemos la falta de conocimiento de los propietarios. Uno cuando va a adquirir un perro potencialmente peligroso como se lo cataloga, como un Rottweiler, debe conocer exactamente lo que está llevando a la casa. Uno no puede educar sin información”, sostuvo. “Es la misma cosa que yo compre una 38 y lleve a mi casa y ponga encima de la mesa”, sentenció.

No confundir con mestizos

“Un pitbull puro de pedigree, está por los US$ 1.500. Y los mestizos están vendiendo en G. 400.000, o se está cambiando por un celular. Entonces uno puede estar supeditado a este tipo de situaciones”, comentó.

“La gente compra supuestamente un pitbull -digo supuestamente porque no son pitbull-. A eso sumale la falta de conocimiento sobre la raza. Entonces ¿qué se puede esperar?. Puede ocurrir cualquier cosa como ocurrió lastimosamente con esta criatura”, manifestó en torno a lo recientemente ocurrido con un bebé de un año que llegó sin signos de vida al hospital de Calle’i San Lorenzo, aparentemente tras la mordida de un pero de la raza pitbull, cuya mordida en la yugular y la cabeza derivó en traumatismo de cráneo.

“Hay una leyenda urbana sobre que la mordida del pitbull, se bloquea y tiene una potencia extraordinaria. Es mentira. Es la misma mordida del perro de ese tamaño”, enfatizó.

Informarse antes de adquirir

“Uno tiene que tener en cuenta siempre que el perro piensa en función de manada. Eso quiere decir que la casa es la guarida. Si usted lo tiene encerrado, y después lo saca eventualmente, es cacería”, puntualizó.

“Pero si usted lo saca todos los días a pasear, en el caso de los pitbull, una hora o una hora y media por día, entonces el perro va a quemar toda su energía. Aparte de eso ve otras personas, otras criaturas, otros árboles, otros autos, otro ambiente, otros olores, a eso le llamamos socialización”, detalló.

De lo contrario, si uno lo tiene encerrado en la casa, “el perro actúa porque su familia es su manada. El perro no es un ser humano”, exclamó.

Perros fuertes y deportistas

Algunos factores caracterizan a la raza y no pueden eludirse, son perros genéticamente fuertes, según Aguire. Están preparados para el deporte, para exigirles trabajo.

Por lo que no es apto para personas sedentarias. Tampoco se los puede tener encerrados en un patio o en un espacio reducido. “Para tener este perro tenés que antes que nada, tener tiempo y ser un poco deportista, porque tiene que hacer deporte con su perro”, aconsejó.

“El pitbull es para cualquiera, pero cualquiera no es para un pitbull”, alegó. Por último, recomendó que las personas que lo adquieran tengan carácter, alto temperamento para manejar a este animal, dado que esta raza es fuerte y el propietario debe demostrar que es el líder de la manada, el que protege, el que provee. “Si lo quiere como adorno se equivocó”, finalizó.