Aumentó las consultas por conjuntivitis en el Instituto de Previsión Social, después de la Semana Santa. De 10 casos de consultas que se tenían al mes, ascendió a 50 casos por día, y en esta semana volvió a bajar en 20 casos por día.

“En estas consultas se vieron casos de conjuntivitis bacterianas en su mayoría y afectó a familias enteras desde niños hasta adultos mayores. Creemos que el éxodo al interior y exterior del país en semana santa, donde la gente aprovechó para viajar y bañarse en piscinas y arroyos que pudieran estar contaminados, pudo haber influido y afectar a los ojos de los mismos”, señaló el Dr. Walter Martínez, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Central del Instituto de Previsión Social.

En el centro médico se tiene un consultorio destinado a la consulta por conjuntivitis específicamente en el pabellón 1 sala 139 de lunes a sábados de 07:00 a 19:00 horas. En horario nocturno la consulta se efectúa en la urgencia del Servicio de Oftalmología ubicada en el quinto piso del Hospital Central, pero se recomienda acudir en el consultorio destinado para el efecto de manera a evitar el contagio a otros pacientes que acuden a la consulta por otras patologías.

Prevención

La conjuntivitis es la inflamación de una mucosa que bordea el ojo y el párpado, es un tejido que defiende al ojo de infecciones y en este caso se defiende inflamándose y la inflamación de esa conjuntiva es la conjuntivitis.

Los síntomas se presentan como una raspadura en los ojos con un disconfort, empieza a llorarle a lagrimearle el ojo, sensación de cuerpo extraño, molestia a la luz, secreción que a veces es amarillenta o dependiendo del caso.

Existen conjuntivitis bacterianas, virales, micóticas y las parasitarias.

Las bacterianas son las que empiezan en un ojo y en 24 a 48 horas se contagia al otro ojo, tiene secreción dependiendo del germen.

La conjuntivitis se contagia de persona a persona, con el contacto de las manos, por las secreciones, de ahí la vital importancia de la higiene, del lavado constante de las manos con agua, jabón y alcohol, evitar contacto con la persona afectada para cortar el contagio. De realizar un tratamiento adecuado con antibióticos tópicos e higiene la recuperación se da entre 7 a 10 días. Se insiste en no improvisar con el tratamiento sino acudir al centro médico para la evaluación con el especialista quien brindará el tratamiento adecuado y nunca automedicarse por las complicaciones que pueda ocasionar.