El Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) está realizando la inspección de los nuevos puentes de hormigón armado construidos en los diferentes puntos del país, como parte de una misión de seguimiento de las obras realizadas, que son financiadas por el organismo internacional.

Las zonas de observación contemplan los puentes ubicados en el distrito de Curuguaty, departamento de Canindeyú; Capiibary, departamento de San Pedro; Iturbe en el departamento de Guairá, y Caazapá.

Las nuevas infraestructuras están financiadas por un préstamo del CAF de 50.000.000 de dólares y una contrapartida local de 21. 706.681 de la moneda norteamericana. Forman parte del Proyecto de Mejoramiento de Caminos Vecinales y Puentes en Áreas Rurales, mediante el uso intensivo de mano de obra local en la región Oriental.

El proyecto se encuentra dividido en dos componentes: uno social que incluye la identificación, monitoreo y evaluación de las familias en situación de pobreza extrema, y otro vial que contempla el mejoramiento de los caminos vecinales en una longitud aproximada de 50 kilómetros y la construcción de 110 puentes de diferentes dimensiones, con un total de 3.190 metros de longitud.

La comitiva estuvo integrada por Jorge Forgues y el ingeniero Víctor Vaca, especialistas viales, y por Marco Giussani, especialista ambiental de la CAF. Además acomopañó la comitiva el ingeniero Julio Ríos, gerente de la Gerencia de Caminos Vecinales (GPCV), dependiente de la Unidad Ejecutora de Proyectos (UEP), del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC); la ingeniera Adriana Noldin, coordinadora de proyectos CAF de la GPCV, y el licenciado Nelson Fleitas, encargado del componente ambiental de la Dirección de Caminos Vecinales (DCV).