Los yuyos poseen propiedades que ayudan a bajar la fiebre, depurar la sangre y ahuyentar a los mosquitos. Sus efectos son óptimos y muy valorados en nuestra cultura.

Los yuyos poseen propiedades que nuestros ancestros indígenas de pueblos originarios consideraban antes de la aparición de la medicina. Es bien sabido en la cultura popular que para cada afección existe una planta medicinal que la cura.

En el mercado municipal número cuatro, Javier Torres, quien preside el “Paseo de los yuyos”, se dedica desde hace muchos años a la venta de todo tipo de hierbas medicinales. En la ocasión, fue consultado por la 970 AM sobre las propiedades curativas para mitigar al dengue.

“Una persona con fiebre puede preparar una mezcla de semillas de horchata con remedios refrescantes y para levantar las defensas -en caso de las personas con dengue- , la hoja de mamón, machacar las hojas, sacando la rama del medio y tomar como agua, no hervido. Pero sin abusar, hay que tener mucha prudencia. Todo remedio en exceso ya se convierte tóxico”, aclara.

La horchata en cambio, se puede tostar, hervir y agregarle remedio refrescante. La persona tiene que reposar, agrega, para que la fiebre pase. Si luego de la fiebre aparecen salpullidos, recomienda baño con hojas de tapecue.

Por otro lado, resaltó que los más vendidos son el cedrón capi’i, puesto que es depurativo para la sangre y la planta de citronela para ahuyentar a los mosquitos. Las hojas de mamón se venden a G. 5.000 el paquete, y la planta de citronela a G. 10.000.

El Paseo de los Yuyos se halla en la calle Pettirossi (Mercado 4), entre Rca. Francesa y José Asunción Flores (brazo derecho), desde las dos de la mañana.