Un operativo interinstitucional de rutina decomisó un cargamento de 20.000 kilos de tomates, por carecer de la documentación respaldatoria de su origen legal, en el puesto de control ubicado a la altura del kilómetro 60, de la Colonia Yguazú, en Alto Paraná.

El cargamento de tomate se encontraba en cajas cosecheras de plástico, cajas comunes de maderas y bolsas plásticas en el interior de un camión marca Scania. El conductor no pudo justificar la legalidad de la carga.

Indicaron además, que por la manera en que se encontraba distribuida la carga se presume que los tomates fueron cargados al camión en territorio nacional.

El procedimiento contó con la participación de funcionarios y agentes del Senave, del Departamento Técnico Aduanero de Vigilancia Especializada (Detave), y del Departamento Contra Delitos Económicos y Financieros de la Policía Nacional.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar