El abogado querellante, José Ignacio González Macchi, denunció el supuesto hurto de una prueba del caso donde una menor habría sido abusada sexualmente por un menor durante una fiesta de 15 años ocurrida en 2012.

La desaparición de la prueba se descubrió en la audiencia del juicio realizado en la fecha. El material -de acuerdo a González Macchi- exhibe a la víctima en su relato sobre el presunto abuso sexual durante cuatro sesiones con el grupo de terapistas, en los primeros días tras el hecho.

El letrado considera como un hecho grave la desaparición de una evidencia dentro de un caso. "Se tenía que realizar la reproducción de un material audivisual de cuatro sesiones de terapia que realizó la víctima y que fueron grabadas", expresó el abogado González Macchi.

Durante el juicio realizado en la fecha se debía reproducir el material como parte de la evidencia de la querella. Ante el hecho se utilizó una copia que pidió realizar el abogado.

"Pedimos una copia autenticada que nosotros teníamos. Se pudo hacer la reproducción. Si no teníamos esa copia nos quitaban una prueba. Esto es algo muy grave. Desde mi criterio se perdió al pasar de la Fiscalía al Tribunal de Primer Grado y/o al pasar de aquí al Tribunal Oral", expresó el abogado.

El juicio oral del joven acusado de abuso sexual a una adolescente de 15 años de edad dentro del club Centenario. La audiencia se realiza a puertas cerradas debido a que el procesado era menor de edad cuando ocurrió el hecho.

En los primeros días de junio, el abogado Carlos Bogado pidió la exclusión de la querella, así como la extinción de la acción penal, debido a que transcurrieron 4 años del hecho y hasta el momento no hay sentencia.

Antecedentes

De acuerdo a la acusación, la joven fue abusada sexualmente durante una fiesta de 15 años que se realizó el 10 de noviembre de 2012, en el club Centenario.

En el transcurso de la investigación fueron imputados cuatro menores de edad, de los cuales uno fue acusado, dos fueron sobreseídos definitivamente y otro obtuvo el provisional.

"Es un caso complejo, estamos en la fase de los testimoniales, luego vamos a entrar en las periciales. Podría tener una duración de 2 meses más porque no se realiza todos los días. Tiene muchos testigos. Hoy solamente escuchamos un solo testimonio que empezó a las 10:30 y terminó a las 16:00", expresó Machi.

La defensa del acusado niega los hechos. El fiscal del caso es Édgar Sánchez, mientras que la querella es encabezada por José González Macchi y son defensores Carlos Bogado y Carolina Ferreira.

El sindicado como responsable del hecho ya es mayor de edad, fue acusado por coacción sexual y se expone desde 4 a 8 años de pena privativa de libertad.

La víctima ya cumplió la mayoría de edad y vive en el extranjero en la actualidad.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar