La falta de implementación de medidas correctivas para mitigar los efectos de los raudales e inundaciones, como es la creación de lagunas temporales en el Parque Guasú Metropolitano y en otras zonas del área Metropolitana, ya se cobró varias vidas en nuestro país.

En los últimos años, los raudales cegaron la vida de cinco personas en Gran Asunción, según un informe confeccionado por el MOPC.

Uno de los casos trágicos fue en el año 2014 e involucró a la brasilera Rosangela Shiavo, quien literalmente fue tragada por un raudal en General Santos.

Medidas posibles

Ante esto, Juan Carlos Bertoni, experto argentino en Recursos Hídricos y Coordinador del Grupo Aguas Urbanas- Programa Hidrológico Internacional PHI, recomienda destinar al menos 70 metros cúbicos de espacios verdes, por cada hectárea a fin de mitigar los empates de los raudales y las inundaciones que se forman tras cada lluvia.

Dos soluciones

A su criterio, recogido por el informe de la estatal, existen dos tipos de soluciones a este problema: la preventiva y la correctiva. La primera consiste en establecer que las zonas que van a ser urbanizadas cuenten con la infraestructura –sistemas fluviales, cañerías, etc. –, antes de ser poblada y la segunda solución es justamente la creación de lagunas temporales en las zonas de los cauces hídricos que atraviesan la ciudad.

Explicó que una laguna es una zona permeable que evita que el agua se desborde y en este sentido señala que un buen ejemplo existe en la Ciudad de Fernando de la Mora.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar