El Suboficial del Cuerpo Antidisturbios de la Policía Nacional, Gustavo Florentín, contaba con arresto domiciliario y -según un video de circuito cerrado- se escapó de la Comandancia de la Policía, en la noche del viernes 31 de marzo.

El agente es autor confeso del disparo que acabó con la vida del Presidente de la Juventud Liberal de La Colmena, Rodrigo Quintana, en la madrugada del 01 de abril.

FOTO: GENTILEZA.
FOTO: GENTILEZA.

El Suboficial Florentín es el único imputado por el hecho punible de homicidio doloso y ya cuenta con una nueva medida de prisión preventiva.

“Agarró una escopeta y salió por cuenta propia”

Según el documento -ver imagen- a las 18:01 aproximadamente, el referido agente aprovechó el enfrentamiento entre policías y manifestantes -en zona del Cuartel Central- para escapar de la Comandancia, donde guardaba prisión domiciliaria.

Seguidamente, en el escrito se relata que Florentín se apoderó de una escopeta calibre 12, que se encontraba en un armerillo en la Compañía Antidisturbios de la Agrupación de Seguridad.

En el material de video igualmente se observa al Suboficial Florentín salir de la Comandancia con un casco táctico puesto por la cabeza.

No estaba bajo nota de servicio escrita ni verbal

Finalmente, el documento señala que el autor del disparo que acabo con la vida de Rodrigo Quintana, no se encontraba afectado por ninguna nota de servicio escrita ni verbal,  "por lo que encontraba violando la medida sustitutiva impuesta", sentencia.