El presunto narcotraficante brasileño, Ronny Pavão (38), hermano de Jarvis Chimenes Pavão, fue asesinado a tiros por parte de un sicario a bordo de una motocicleta, en Ponta Porã, a tan solo 5 cuadras de la línea divisoria entre Paraguay y Brasil, en horas de la noche.

La víctima recibió entre 10 a 12 proyectiles, de un arma de grueso calibre, por parte de un sicario que se desplazaba en una motocicleta, al momento en que salía de un gimnasio denominado K3. Pavão intentaba cruzar hasta el sitio donde se encontraba su camioneta Hilux.

El cuerpo sin vida fue encontrado sin ningún documento de identidad.

"Por la naturaleza del hecho puede tener consecuencias funestas. Es parte de un enfrentamiento entre bandas. No teníamos registros de antecedentes de Ronny Pavao. Cuando ocurren este tipo de cosas, es la población civil la que sufre las consecuencias", declaró Hugo Vera, ministro de la Senad, en contacto con la 970 AM.

El cuerpo del fallecido fue trasladado a la morgue de la región. Toda la familia Pavão reside en Ponta Porã. En tanto que Jarvis está recluido hace meses en la Agrupación Especializada, en Asunción.

En la zona se teme que empiece una cacería contra los culpables, ya que el fallecido es acusado por la Justicia brasileña por supuesto narcotráfico y por la rivalidad entre bandas criminales.