Tres rugbistas venezo­lanos menores de 20 años gestionan ante la cancillería de Paraguay la credencial de refugiados, debido a la crisis política, económica y social del país petrolero. Los atletas repre­sentaron a su país en el cam­peonato Sudamericano rea­lizado en el Comité Olímpico Paraguay. Una vez culminado el torneo, de común acuerdo con sus familiares, decidie­ron no retornar con la comi­tiva petrolera.

"Estos chicos estaban jugando el Sudamericano y luego nos comunicaron que tomaron la decisión de que­darse. No es una situación normal para nosotros y vere­mos como actuar buscando lo mejor para ellos. Venezuela no tiene ninguna restricción como Cuba con los deserto­res", explicó Nelson Men­doza, presidente de la Unión de Rugby (URP).

La identidad de los tres atle­tas no se dieron a conocer; en tanto, que las autoridades del San José Rugby Club, enca­bezada por el expresidente, Ariel Biederman, buscan zan­jar legalmente la situación de los mismos para facilitarles su permanencia en nuestro país y evitar algún tipo de proble­mas diplomáticos con Vene­zuela. "Es una situación bas­tante complicada. No es algo que surgió nada más. Es algo que yo venía manejando con el presidente de la federación venezolana. En ese momento era uno solo; ahora son tres", aclaró Biederman.

Los jóvenes pernoctan en las instalaciones de la enti­dad santa, que a través de sus abogados buscan legalizar la permanencia de los tres mis­mos para que puedan ejercer libremente su profesión de rugbistas en Paraguay.

La decisión asumida por los atletas venezolanos se dio tras conversación con sus familiares que residen en Venezuela, quienes les mani­festaron que tomen esa deter­minación debido a la difici­lísima situación por la que atraviesa el pueblo venezo­lano con el gobierno de Nico­lás Maduro. La solidaridad de los paraguayos se pudo notar en las redes sociales, en donde apoyan a los atletas, inclusive, hubo personas que ofrecie­ron trabajos para los mismos, explicó Biedermann.

¿QUÉ DERECHOS TIENE EL REFUGIADO?

El término refugiado hace referencia a aquella persona que por motivos de guerra o por hostigamiento político, ve que su vida corre algún tipo de riesgo y se ve en la necesidad de pedir refugio a otros países. El refugiado busca abandonar su país ya que de lo contrario, su vida puede correr peligro. Un refugiado tiene derecho de asilo en condiciones de seguridad.

Sin embargo, la protección internacional incluye algo más que la propia seguridad física. Los refugiados deberían recibir al menos la ayuda básica y los mismos derechos que cualquier otro extranjero que sea residente legal.