Los créditos de emer­gencia vía Fondo de Garantías del Para­guay (Fogapy) permitieron que muchos emprendedo­res paraguayos puedan lle­var sus sueños a la realidad, resalta el portal emprende­doresnews.com.

El portal especializado señala que muchas perso­nas convierten las situacio­nes de crisis en una oportu­nidad para realizar un gran cambio en su vida. Ese es el caso de Ruth Sánchez (27), una joven ingeniera agró­noma que tras el aislamiento a causa del coronavirus deci­dió construir su propio esta­blecimiento lácteo llamado Las Chivitas, en la compa­ñía San Juan Potrero, en San Ignacio (Misiones).

El sueño de Ruth de dirigir su propio negocio estuvo en su mente desde que se recibió de ingeniera agrónoma hace dos años. Para ella, la incer­tidumbre económica que sig­nificó el encierro durante los primeros meses del 2020 fue clave para el lanzamiento de su emprendimiento, siem­pre apoyada por su esposo Marcos Meffert, odontólogo, quien tuvo que dejar de ejer­cer su profesión debido a las restricciones sanitarias.

Tras la liberación de los créditos de emergencia vía Fogapy, Ruth afrontó el riesgo y solicitó el monto para comenzar su empresa. “Lo único que no para es el rubro de alimentos, pensa­mos mi marido y yo. Obtu­vimos un préstamo con una tasa del 7,5% con un año de gracia. Al inicio, quisimos pedir G. 200 millones, pero con un 60% de eso fue sufi­ciente para levantar el gal­pón y comprar dos cabras lecheras”, contó la joven.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar