Se prevé que el pro­ducto interno bruto de (PIB) de Para­guay se contraiga este año, ya que la pandemia y la incertidumbre prolongada golpean la demanda externa y pesan sobre la economía nacional. Dicho esto, el país parece preparado para hacer frente a la crisis mejor que sus pares regionales. Sin embargo, los posibles bro­tes de coronavirus y la mala gestión de la crisis sanitaria en la región plantean riesgos a la baja.

Los panelistas de Focu­sEconomics prevén que la economía se contraerá un 2,8% en el 2020, 0,8 puntos porcentuales menos que la estimación del mes pasado, antes de expandirse un 4,4% en el 2021. “La pande­mia y las medidas de con­tención asociadas parecen haber causado estragos en la economía en el segundo trimestre, luego de una salu­dable expansión del PIB en el 1er trimestre respaldada por una sólida demanda interna”, resalta el reporte mensual, preparado por analistas internacionales de la agencia FocusEconomics, en su reporte de Latin Focus.

Después de caer a una tasa de dos dígitos en abril, la activi­dad económica volvió a con­traerse en mayo, aunque a un ritmo más suave. Una mala actuación de los sectores de servicios y manufactura estuvo nuevamente detrás del desempeño negativo de mayo, explica.

Además, las exportaciones de mercancías se desploma­ron durante el segundo tri­mestre, lo que sugiere un sector externo débil. Mien­tras tanto, para amortiguar las consecuencias de la pan­demia, el Gobierno impulsó el gasto en infraestructura pública en la primera mitad del año. Sin embargo, el aumento del gasto y la des­aparición de los ingresos se traducen en un déficit fiscal más amplio y un aumento de la deuda pública. Presa­giando una recuperación en el futuro, a fines de julio, el Gobierno recortó el IVA en los sectores del turismo y la restauración, reporta el aná­lisis internacional.

Dejanos tu comentario