Sistema financiero no reacciona conforme a lo esperado, indi­can los datos del Banco Cen­tral del Paraguay (BCP). Al cierre del mes de abril, los registros del sistema banca­rio muestran que las utilida­des a distribuir ascendieron a G. 743,2 mil millones, cifra 28,6% menor a la registrada en el mismo periodo del 2019.

Esto se explica por la coyun­tura actual, ya que la cartera de créditos crece a una tasa desacelerada, debido a que los principales segmentos de créditos reportan un menor dinamismo, según análisis de la consultora Mentu.

La cartera de servicios que había crecido 28% interanual en el 2019, este año creció solamente 3,5%, mientras que la del consumo se incre­mentó 1,6% contra un creci­miento del 24% el año ante­rior. La cartera de venta, mantenimiento y repara­ción de vehículos registra una caída del 5,8%, lo que se puedo deber a la menor uti­lización durante la cuaren­tena total, así como el hecho de no ser un bien de consumo básico considerado prioridad para los agentes.

La tasa de morosidad regis­trada fue de 3,37%, mos­trando un aumento de 0,4 p.p comparado a abril del año anterior.

Siguiendo con esta línea, la facilidad establecida por el Banco Central en el marco de la posibilidad de renovar, refinanciar y reestructu­rar los créditos, sumada a la reducción de la capacidad de pago de los agentes como con­secuencia del menor nivel de ingresos por el cese de acti­vidades económicas condujo a que la cartera renegociada o RRR sumara un total de G. 14,4 billones en abril, cifra 4,4% superior a la registrada en el mismo mes del 2019.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar