La mayor depreciación del real brasileño frente al dólar, versus la moneda local, implica pérdida de competitividad nacional, según un análisis de la consultora local Mentu. La cotización referencial se ubicó en G. 6.656, con lo que la depreciación acumulada del guaraní frente al dólar llegó a 3,1%, pese a las intervenciones del Banco Central del Paraguay (BCP), debido al menor ingreso acumulado de divisas por exportación y al mayor interés de los agentes en posicionarse en dicha moneda.

Por otra parte, el efecto de la crisis en la economía brasileña fue mayor, y aunque en junio el real recuperó parte de su valor, acumula una depreciación de 21,3% respecto al dólar. “Considerando con esto los productos paraguayos son menos competitivos, podría darse un aumento del contrabando hacia Paraguay, una vez que se abra la frontera. Así también, las compras realizadas por los brasileños serán menores, afectando las exportaciones nacionales y el comercio fronterizo, especialmente en Ciudad del Este”, afirma el análisis.

En este contexto, es importante contar con un plan de apertura de frontera con mayores controles, así como planificar el cambio gradual del modelo de desarrollo de las ciudades fronterizas que se basa en la triangulación, a fin de reducir la alta dependencia de las mismas del Brasil, señala Mentu.

Al parecer, las monedas regionales seguirán perdiendo valor en lo que va de este año. Según un artículo del portal económico ámbito.com, se viene una nueva disparada del dólar. Y afectará a muchos países, no a uno en particular, situación que hoy ya se observa en el mercado paraguayo. Lo que está pasando es un fenómeno global. Pese a los enormes estímulos monetarios anunciados en EEUU, el coronavirus disparó el precio del dólar frente a la mayoría de las monedas de países emergentes. Esto no es algo nuevo, es simplemente la aceleración de una tendencia que empezó hace algunos años, señala.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar