Mucho ya se habló en estas dos semanas de las dificultades y de cómo enfrentar una serie de problemas que trae consigo el aislamiento social, para intentar frenar el avance masivo de la pandemia del COVID-19 que llegó sin piedad y que, a más de las dificultades sanitarias, genera una crisis económica. Pero qué hacer y cómo sobrellevar esta situación, en especial si se es un microemprendedor o una pyme, que no cuenta con los recursos necesarios para sostener un negocio sin trabajar un mes siquiera.

Así como las ganas de seguir trabajando, se suman las ganas de ayudar y apoyar con la salida de un producto que bien es requerido y demandado en gran medida en estos días, por lo que una pyme que se dedica a la fabricación de cerveza artesanal y que tuvo que parar la producción y cerrar el local comercial, decidió elaborar alcohol en gel casero, que fue desarrollado con los mismos estándares de calidad. La marca lanzó de esa manera una promoción en la que adquiriendo una cierta cantidad de los productos, obsequian un pote del alcohol en gel, siendo parte de la campaña de lucha contra el COVID-19, encontraron la forma de seguir vendiendo.

Las redes sociales son el principal canal del segmento emprendedor, así como el de todos actualmente, y es como rápidamente llega a los internautas. En el rubro de la confección, una emprendedora decidió fabricar tapabocas de telas coloridas y con diseños alegres.

En especial produce para los profesionales de salud en medicina humana y veterinaria, así como generalmente más allá del virus, también produce gorros para los que se dedican a la gastronomía como ser asaderos, despachantes de comida, cocineros, entre otros. Los precios van desde G. 5.000 para los tapabocas, G. 12.000 para los gorritos y el conjunto G. 15.000.