El mercado de Rusia no solamente repre­senta una plaza más que fundamental para el sec­tor bovino, sino que tam­bién constituye la principal vía de salida de rubros alter­nativos como el avícola y el porcino. En estos segmen­tos incluso se observa una mayor dependencia de este mercado; teniendo, para el caso del complejo porcino, una participación del 99%; mientras que para el sector avícola un 56% de incidencia.

En este último rubro, se puede observar una mayor diversificación y hay desti­nos con buen nivel de parti­cipación como Albania con el 14%, Vietnam 8%, Angola 7% y los restantes mercados con el 12%, según el informe mensual de comercio exte­rior del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).

Entre enero y octubre de este año se exportaron 4.347 toneladas de rubros porcinos (carne, menudencias y des­pojos) por un valor de US$ 9 millones; mientras que los embarques de rubros avíco­las (carne, menudencias y despojos) totalizaron 4.447 toneladas por un valor de US$ 4,2 millones.