La Fundación Para­guaya (FP), desde hace varios años viene tra­bajando en el empoderamiento de las mujeres, en especial de los sectores más vulnerables, y en ese afán, desarrolla una serie de iniciativas de modo a que aquellas emprendedoras puedan visibilizar sus poten­ciales, a quienes se orientan a encaminarse hacia la autoges­tión, que es la clave para alcan­zar los objetivos.

En ese contexto, en este 2019 más de 1.000 mujeres emprendedoras participaron de los diferentes programas de la FP, especialmente en el de “Mi baño, mi cocina, mi orgullo”, y “Mi sonrisa feliz”, que busca fomentar el espíritu emprendedor como un factor clave para mejorar la calidad de vida no solo de las mujeres, sino la de sus familias.

Cabe mencionar que ambas iniciativas cuentan con el apoyo del Banco de Desarro­llo de América Latina (CAF), a través de su Dirección de Innovación Social, con el fin de activar a las mujeres, per­mitiéndoles visibilizar por un lado sus vulnerabilidades, pero así también el camino que pueden recorrer para superarlas y transformar sus realidades, estableciendo metas realizables y concretas como el simple hecho de acce­der a baños y cocinas moder­nas y saludables, así como una dentadura sana.

La Fundación Paraguaya rea­liza el acompañamiento a las mujeres durante todo el pro­ceso, donde los Comités de Mujeres y las familias par­ticipantes se movilizan con actividades para generar recursos y cumplir con los desafíos planteados en cada una de estas iniciativas, plan­teadas por los mismos orga­nizadores en un formato de competencia o concurso. De esa manera es que se llevaron a cabo los programas, que a la vez fueron estimuladas por un premio de G. 5 millones, en ambos programas, que en el caso del concurso “Mi baño, mi cocina, mi orgullo” cum­plió su sexta edición, mien­tras que “Mi sonrisa feliz”, que fomenta la conciencia­ción acerca de la necesidad de mejorar la salubridad bucal, fue por su cuarta edición.

Tanto las clientas ganadoras como sus respectivos comités llevan como premio dinero depositado en sus cajas de ahorro, pero sin dudas, el premio principal es la satis­facción de haber ayudado a mejorar sustancialmente la calidad de vida de una fami­lia. Ambos concursos tuvie­ron cobertura nacional y representantes de todos los departamentos.

Entre las ganadoras se des­tacan Aniceta Díaz Garcete, de San Juan Nepomuceno, Comité Nuevo Horizonte en la categoría baño; en cocina, Analía Balbuena, de Mariano Roque Alonso, Comité Kuña Rory. En tanto, en el Con­curso “Mi sonrisa feliz”, Karina Elizabeth López, también de Mariano Roque Alonso, perteneciente al Comité Mujeres Unidas.

DAN HERRAMIENTAS Y CAPACITAN

Otro de los programas enfocados al empoderamiento de la mujer es el de “Emprendemos Juntas”, llevado adelante de forma conjunta con Coca-Cola Paraguay, y el apoyo del Despacho de la Primera Dama, que recientemente contó un evento denominado “Encuentro Emprendemos Juntas”, diri­gido a las emprendedoras del departamento Central que participaron del programa.

En este caso se trata de uno de los programas del área de Educación Emprendedora, que ofrece herramientas para que las mujeres puedan potenciar sus capacidades de generar y administrar sus ingresos, además de herramientas para fortalecer el liderazgo, autoestima y la contribución social.

Las participantes también desarrollan temas referentes a la educación financiera, estrategias de venta, habilidades emprendedoras y organización de sus emprendimientos.