Con un déficit de G. 421.860 millones (-24%) cerró la caja fiscal durante los prime­ros siete meses de este año, debido a la diferencia entre los egresos que fueron por G. 1,78 billones y los aportes que llegaron solamente a G. 1,36 billones, de acuerdo con los datos de la Dirección Gene­ral de Jubilaciones y Pensio­nes (DGJP), dependiente de la Subsecretaría de Estado de Administración Financiera (SSEAF) del Ministerio de Hacienda.

El sector civil acumula un déficit de 28% por el lado de los maestros, lo cual repre­senta G. 189.025 millones, que se está cubriendo con los aportes de los demás com­ponentes del sector que son empleados públicos, docen­tes universitarios y magis­trados judiciales, los cuales mantienen una situación superavitaria de 84%, 14% y 24%, respectivamente, hasta el mes de julio de este año.

El sector de las fuerzas públicas compuesto por militares y policías tiene un elevado déficit de 78% y 61%, respectivamente, lo que representa en conjunto G. 507.576 millones hasta julio este año. La totalidad de este monto deficitario se abonó con Recursos del Tesoro, es decir, con los impuestos per­cibidos por el Fisco.

El sistema previsional pre­senta retos en cuanto a la sustentabilidad actuarial y en gran medida la evolu­ción demográfica plantea desafíos, por lo que redu­cir la edad de jubilación y aumentar beneficios. En este sentido, Hacienda está llevando adelante una revisión profunda de la caja fiscal, con el objetivo de asegurar la equidad y sos­tenibilidad del sistema.