Uno de los firmes objetivos del sector ganadero nacional es la apertura del mercado de los Estados Unidos para las exportaciones de carne bovina y conforme está avanzando el proceso de negociaciones para mediados del 2020 se podría concretar esa meta, informó José Carlos Martin Camperchioli, presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).

Las gestiones para la habili­tación de este destino están corriendo y dentro de este segundo semestre del año se van a remitir todas las docu­mentaciones requeridas por el servicio de inspección sani­taria del gobierno de los Esta­dos Unidos. Están avanzando las negociaciones, se está rea­lizando un buen trabajo con la Cancillería y ya se supera­ron auditorías importantes, manifestó el titular del ser­vicio veterinario oficial.

José Martin Camperchioli.
José Martin Camperchioli.

En el primer trimestre del próximo año se recibirá una auditoría de los Estados Uni­dos a las plantas frigoríficas nacionales y hay mucha con­fianza en que los resultados van a ser satisfactorios, des­tacó José Martin Camper­chioli. Estados Unidos fue el segundo mayor importador de carne bovina en el mundo el año pasado con un volumen de 1.360.000 toneladas (peso car­casa), según las estadísticas del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

OTROS DESTINOS

También están avanzadas las gestiones para la apertura de dos nuevos destinos para la proteína roja nacional, que son Turquía y Arabia Saudita, informó el presidente del ser­vicio veterinario oficial. El ser­vicio veterinario turco envió una nota oficial y solicitó los nombres de los frigoríficos que serán proveedores para rea­lizar una auditoría con miras a la habilitación.

Es probable de que esta misión sea progra­mada para el mes de noviem­bre. En el caso de Arabia Sau­dita, el titular del servicio veterinario comunicó que ya fue elaborado el certificado ofi­cial de solicitud de apertura y el documento se está enviando por medios diplomáticos.