El paraguayo compra más indumentaria y moda a través del canal de comercio electró­nico, seguido de productos de recurrencia como super­mercados, farmacias, artí­culos para mascotas y todo donde la comodidad, conve­niencia y precio juegan un rol importante.

Por ello, en lo regional como local, el desafío hoy es supe­rar los dos dígitos con renta­bilidad y sustentabilidad. Es decir, que el comercio mino­rista en línea supere el 10%, ya que en cinco años que emer­gió no se llegó aún a 2% de cre­cimiento en las operaciones. No obstante, resulta alenta­dor ya que los mismos prota­gonistas observan que ya se está apuntando a un nuevo reto, teniendo en cuenta que en aquel entonces no existía prácticamente oferta o toda­vía era muy incipiente.

Así lo definió Marcos Pueyrredón, presidente del eCommerce Institute de Latinoamérica al mundo, que junto con la Cámara Paraguaya de Comercio Elec­trónico (Capace), llevaron a cabo ayer la sexta edición del eCommerce Day Asunción 2019 en el Sheraton y reunió a cerca de 30 exponentes de la industria para poner en con­texto las nuevas tendencias y los desafíos actuales más exi­gentes del sector.

“En Paraguay estamos con el desafío de desarrollar la oferta primero que nada, para empezar a hablar del desafío de los dígitos, esto, porque lo que falta es mayor cantidad de oferta local de productos y servicios. Porque hoy el consumidor está y el paraguayo compra por con­veniencia, comodidad y pre­cio. Es más, está dispuesto a pagar entre 10 a 15% más caro por internet si tiene una oferta local”, expresó.

Es así que la oferta local debe aprender a generar una expe­riencia de compra positiva, que sea mejor que las ofertas de los canales del extranjero, teniendo en cuenta que la can­tidad de jugadores globales es muy amplia. Sin embargo, en el campo de la industria del turismo sí está muy desarro­llado a nivel local, ya que es sabido que muchas personas compran desde tickets hasta los hospedajes por medio elec­trónico, como operaciones que sí impactan en los resultados.

Los principales retails loca­les han comenzado a apos­tar por el canal electrónico, pero es recomendable que lo hagan más agresivamente, de modo a aprovechar la tenen­cia de una tienda física.

Para ello, será crucial que la oferta local cuente con cua­tro pilares; plataforma y tec­nología, marketing 360, ope­ración y logística, atención al cliente, y otras cuatro claves, además de KPI o indicadores que miden los cuatro pilares, profesionalización, canales alternativos y la experiencia de compra positiva.