En los primeros cinco meses del año las industrias frigoríficas sacrificaron unas 103,7 mil cabezas de bovinos menos que en el mismo periodo del año pasado, según datos presentados por la comisión de carne de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), basados en el informe del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).

Entre enero y mayo de este año las plantas cárnicas faenaron 680,4 mil cabezas, cifra que representa una caída del 13,2% en comparación a las 784,1 mil cabezas de bovinos sacrificadas en los primeros cinco meses del año pasado.

Korni Pauls, vicepresidente de la Cámara Paraguaya de Carnes (CPC), explicó que esta menor actividad industrial obedece directamente a la merma de disponibilidad de la materia prima. Manifestó que la reducción del hato ganadero nacional, registrado en los últimos tres años, se está sintiendo con todo este año y hay un menor flujo de animales terminados rumbo a las plantas de faena.

El empresario, en declaraciones a la 970 AM, expresó que esta caída en la faena de bovinos se tradujo directamente en una merma en el volumen de exportaciones de carne y su consecuente ingreso de divisas.

PROYECCIÓN

De acuerdo con los datos de la Cámara Paraguaya de Carnes (CPC) la industria frigorífica nacional tiene una capacidad anual de faena de 2,5 millones de cabezas; no obstante, este año la proyección indica que se estarían sacrificando alrededor de 1,8 millones de cabezas. Hay mucha capacidad ociosa en las industrias, indicaron.