La competencia entre la carne paraguaya y la brasileña por el dominio del mercado chileno está cada vez más dura y trae como consecuencia una depresión de los precios, principalmente porque los brasileños ofrecen un valor más inferior que el producto nacional. Aunque en las últimas semanas hubo una firme demanda por parte de los importadores chilenos, hay una dura puja entre Brasil y Paraguay, refiere el reporte de Faxcarne, divulgado por la comisión de carne de la Asociación Rural del Paraguay (ARP).

En el primer mes del año, el precio promedio de exportación de carne bovina paraguaya tuvo una disminución del 8,4% en el mercado chileno y se situó en el orden de los 4.660 dólares la tonelada contra los 5.088 dólares la tonelada de enero del año pasado, de acuerdo a los datos de la Oficia de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) del Ministerio de Agricultura de Chile.

Korni Pauls, vicepresidente de la Cámara Paraguaya de Carnes (CPC), manifestó que para que Paraguay vaya recuperando terreno en el mercado chileno depende exclusivamente del precio. Hay una fuerte competencia desde el Brasil con una cotización inferior al producto nacional.

También, otro factor que influye es que en el último semestre el precio de la materia prima paraguaya estuvo en torno a un 15% más alto que Brasil y este fue un factor principal para que ellos entren más competitivos en el mercado chileno, explicó el empresario.

PARTICIPACIÓN

En el primer mes del año, la carne bovina paraguaya tuvo una participación del 34,9% en el mercado chileno. La carne bovina paraguaya, desde el año pasado, perdió su liderazgo en Chile y quedó en el segundo lugar entre los proveedores de este destino.

En enero, el mercado chileno importó 17.058 toneladas de carne bovina y los principales proveedores fueron Brasil con 7.180 toneladas, Paraguay 5.970 toneladas, Argentina 2.773 toneladas, Estados Unidos 890 toneladas y Uruguay 246 toneladas, según el informe de la Odepa.