Nuevas reglas y exi­gencias empezarán a regir en la Unión Europea en cuanto a los lími­tes máximos de residuos de agroquímicos y pueden traer un gran impacto socioeconó­mico en los países cuyas eco­nomías dependen en gran medida de la agricultura, manifestó Mauricio Rodrí­guez, director de Asuntos Científicos de CropLife para América Latina. Esto obliga a mejorar los instrumentos de mitigación y gestión de riesgos de plaguicidas y es fundamen­tal un trabajo conjunto entre todas las instituciones involu­cradas, destacó el profesional.

Los límites son parámetros que se utilizan como seguri­dad de los alimentos porque indican que los mismos fue­ron producidos con buenas prácticas agrícolas. También son denominados toleran­cia de exportación y signi­fica que son las cantidades o residuos de defensivos agrí­colas que son admisibles por las autoridades de diferen­tes países a la hora de impor­tar los productos. Rodríguez mencionó que hay diferentes reglas de juego en los distin­tos países, no hay una armo­nización. Y los productores y exportadores tienen difi­cultades para lograr cumplir estas condiciones.

RESPONSABILIDAD

El profesional destacó que la responsabilidad tiene que ser compartida por todos los actores de la cadena (produc­tores, autoridades, distribui­dores y los mismos consumi­dores), quienes deben jugar un papel en mitigar los ries­gos asociados en el uso de sustancias químicas.

La industria por su parte tiene la posibilidad de proveer cada vez mejores tecnologías, bus­car a través de la investigación y el desarrollo productos de protección de cultivos cada vez más amigables y sosteni­bles para el ambiente y más inocuos para la salud humana. Destacó que los objetivos son más fáciles de lograr en países donde hay un ambiente regu­latorio que apoye y estimule la innovación y la inversión. También através de las bue­nas prácticas que apliquen los agricultores se puede contro­lar mejor el uso de los defen­sivos agrícolas, expresó en el marco de un taller organizado por CAFyF, CropLife Latin America y Senave.