La participación de la carne bovina para­guaya en el mer­cado chileno continúa con su drástica caída y, hasta el séptimo mes del año, regis­tró una disminución de 18,6 puntos porcentuales en comparación con el mismo período del año pasado, según el informe de la Ofi­cina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) del Minis­terio de Agricultura de Chile.

Entre enero y julio, el índice de presencia de la proteína roja nacional en Chile fue del 29,8%; mientras que en el mismo período del año pasado el producto nacional abarcó el 48,4% del citado destino.

La caída está relacionada a la fuerte competencia de la carne brasileña y a la can­tidad de plantas inacti­vas para la exportación de carne a Chile hasta el cierre de julio. A fin del mes pasado, el Servicio Agrícola y Gana­dero de Chile (SAG) finalizó la auditoría que estuvo rea­lizando a tres frigoríficos paraguayos con resultados muy positivos y en un mes aproximadamente se ten­drían los resultados de esta visita. Las empresas Frigo­merc, IPFA y Mussa fueron suspendidas entre los meses de enero y febrero de este año por la SAG para el envío de la proteína roja. Se estima que los tres frigoríficos podrían exportar unas 3.000 tonela­das de la proteína roja al mes al país chileno.

El lugar dejado por el pro­ducto nacional fue abar­cado principalmente por los brasileños. En los primeros siete meses del año, Chile importó 125.540 toneladas de carne bovina y los pro­veedores fueron Brasil con 63.413 toneladas, Paraguay 37.461 toneladas, Argen­tina 17.847 toneladas, Esta­dos Unidos 3.978 toneladas, Uruguay 2.573 toneladas y Canadá 267 toneladas, según el reporte del gobierno de Chile. Entre enero y junio de este año, las 37.461 toneladas de carne vacuna exportadas a Chile representaron una disminución del 29,3% con relación a las 52.949 tonela­das exportadas en el mismo período del año pasado.

Los ingresos por exporta­ciones del producto al mer­cado chileno totalizaron US$ 191,5 millones hasta el séptimo mes del año. Esta cifra corresponde a una caída del 23% en compara­ción con los US$ 252,2 millo­nes generados hasta julio del año pasado, refiere el reporte mensual de la Odepa.

El factor positivo fue la apre­ciación del 7,3% que regis­tró el producto nacional en el mercado chileno. El precio promedio en lo que va del año es de US$ 5.113 la tonelada, mientras que la cotización del año pasado fue de US$ 4.765 la tonelada.