Por Alfredo Paredes, periodista, alfredo.paredes@gruponacion.com.py

El rubro de la publicidad es uno de los segmentos que más oportunidades de progreso brinda al Paraguay por un constante desarrollo y métodos de innovación que presenta este mercado, que tiene una alta competitividad. Manuel Peña, quien se desempeña como director de la empresa Ojo de Pez, es una de las personas que quiso, desde siempre, estar ligado al mundo de la publicidad y, en virtud a ese objetivo, desarrolló su vida y su trabajo en diversos planes dentro del rubro y otros.

El empresario afirma que mediante el lugar en que se encuentra busca seguir aprendiendo y crecer con la empresa de manera a encarar los desafíos que se presenten. Contó acerca de sus vivencias, sus inicios, los problemas y sus objetivos que tuvo en el marco de lo que él considera como una pasión.

¿Cómo inició su carrera en el sector de la publicidad?

–Empecé trabajando en BEPSA como asistente de Marketing de Selene Rojas, quien me enseñó mucho, en especial sobre liderazgo. Ahí empecé a trabajar con Esteban Aguirre como publicista y hubo mucha dinámica en el trabajo, por lo que decidí que era el momento de empezar una empresa en publicidad: Ojo de Pez.

¿Qué fue lo que lo impulsó a incursionar en esta carrera? ¿Un motivo especial?

–Siempre me gustó el mundo de las ventas y de la publicidad. Me gustaba ver la relación que existía entre ambas áreas. Otro motivo fueron clases en la universidad, donde me di cuenta que me gustaba todo lo que tuviera que ver con resolver problemas de negocio y en especial lo que fuera en marketing. Me encanta emprender en negocios y desafíos nuevos para solucionar o llenar espacios, hoy descuidados o inexistentes en el mercado.

¿Cuáles son los objetivos que tiene profesionalmente?

–Seguir aprendiendo y creciendo dentro de cada empresa y que, a su vez, cada empresa crezca en el sector que se encuentra. Otro objetivo es ser un buen líder, que inspire a la gente que trabaja a mi alrededor a seguir aprendiendo y mejorando constantemente.

¿Se considera una persona exitosa?

–¿Qué es el éxito? Me considero una persona que busca constantemente el éxito profesional y personal. Con ganas, capacitación y perseverancia creo que uno alcanza el éxito. Y el éxito profesional es uno de los éxitos que no es para mí el fin, sino más bien el resultado de todo lo antes mencionado.

¿Cuál fue el inconveniente que tuvo que superar durante su vida laboral?

–El día a día está lleno de inconvenientes, que más que inconvenientes diría que son oportunidades para resolver temas de una nueva forma. El inconveniente que tuve que superar durante mi vida laboral es cuando empezamos a crecer como empresa y perdí el “control” diario de algunos puntos de los procesos. La capacidad de comunicar lo que uno espera del trabajo de cada uno fue en un momento un inconveniente porque al comienzo uno hace todo.

¿Qué debe tener en cuenta un profesional para llegar al éxito?

–Uno de los consejos que siempre me dio mi papá es “aparecer es 80% del éxito” y hacer lo que uno dice, de manera constante, para llegar a ser una persona confiable. Llegar a tiempo, ponerle ganas a lo que uno emprende, no tener miedo de decir (bien) lo que uno piensa y sobre todo ejecutar… ahí está todo, en la ejecución. Una buena idea no vale nada sin ejecución.

¿Cuáles son las virtudes y los defectos que tiene?

–Diría que una de mis virtudes es encarar todos los días con mente positiva y saber que todo tiene una solución. Soy muy optimista. ¿Defectos? Ja, ja, ¡miles! No sé hacer cocido ni bailar tango. En lo profesional, no acepto un “no” como respuesta.

Usted es la cabeza de un equipo, ¿cómo debe tratar a ese equipo para poder llegar al objetivo?

–Sobre todo con respeto a la opinión, a la persona y al trabajo de cada uno. Hay que crear un ambiente propicio para la generación de ideas para poder escuchar diferentes puntos de vista, generar empatía. Hay que desafiar constantemente a las personas de los equipos para que no se queden en la “zona de confort”. Esa zona es la que no acepto, la que creo que termina destruyendo a las personas y empresas.