En los primeros cinco meses del año se registró una drás­tica disminución de 16,5 puntos porcentuales de la participación de la carne paraguaya en el mercado chileno, según el informe de la Oficina de Estudios y Polí­ticas Agrarias del Ministe­rio de Agricultura de Chile (Odepa). Entre enero y mayo la participación de la pro­teína roja nacional en Chile fue del 31,5%; mientras que en el mismo período del año pasado el producto nacio­nal abarcaba el 48% de ese mercado.

Esta considerable disminu­ción obedece a la competen­cia de la carne brasileña, que con una agresiva oferta de bajos precios relegó a Para­guay en la segunda posición de los mayores proveedores de carne del mercado chileno.

En los primeros cinco meses del año Chile importó unas 86.976 toneladas de carne bovina y sus principales abas­tecedores fueron Brasil con 42.631 toneladas, Paraguay 27.443 toneladas, Argen­tina 11.958 toneladas, Esta­dos Unidos 2.864 toneladas, Uruguay 1.857 toneladas y Canadá 222 toneladas.

DISMINUCIÓN

Entre enero y mayo de este año se exportaron unas 27.443 toneladas de carne vacuna a Chile, que corres­ponde a una disminución del 23% con relación a las 35.658 toneladas exporta­das en el mismo período del año pasado.

Los ingresos por exportacio­nes del producto al mercado chileno totalizaron US$ 141,7 millones hasta mayo. Esta cifra representa una caída del 17,2% en comparación con los US$ 171,1 millones generados entre enero y mayo del año pasado, refiere el reporte.

Por su parte el precio pro­medio experimentó una mejoría de 7,6%. En los pri­meros cinco meses la cotiza­ción media registrada fue de US$ 5.165 la tonelada; mien­tras que el promedio del año pasado fue de US$ 4.800 la tonelada.