Paraguay crecerá por arriba del 4% este año, pese a la tur­bulencia de la región jus­tamente por la mala racha de los grandes vecinos. En tanto, el panorama para Argentina mejorará a corto plazo, lo que beneficiará aun más a la actividad eco­nómica, señalan desde el sector privado. La proyec­ción oficial y algunas priva­das señalan un crecimiento del 4,5%.

Nicolás Dujovne, minis­tro de Hacienda de ese país, afirmó que luego de uno o dos meses la Argentina va a poder recuperar un ritmo de crecimiento similar al que traía antes de esta turbu­lencia. La economía argen­tina, de acuerdo al ministro de Hacienda crecía desde el cuarto trimestre de 2016, pero las últimas semanas acusó el golpe de algunos factores, locales y externos, como la sequía más grande en 30 años, el aumento del precio del petróleo y la apreciación del dólar en el mundo, según se publicaba en la prensa internacional.

Esto fue dos días después de que el Fondo Moneta­rio Internacional (FMI) aprobara un préstamo para Argentina de 50.000 millo­nes de dólares, destinado a enfrentar una aguda crisis cambiaria.

Sin embargo, para la vista internacional, las previsio­nes económicas siguen a la baja, en sus últimos repor­tes, mientras que para el Paraguay aumentaron, por instituciones con expertos económicos como Focus Economics e Itaú Macro­Latam. Coinciden en que Argentina y Brasil muestran señales contrarias y hace “tambalear” a la evolución de Latinoamérica.

Por otro lado, el Banco Central señala que, en el contexto internacional, si bien persiste una dinámica favorable en las economías avanzadas, las medidas comerciales anunciadas, sobre todo en Estados Uni­dos y China, podrían gene­rar mayor incertidumbre sobre las perspectivas de precios futuros de commo­dities, el comercio y, por ende, el crecimiento de la economía global.

Asimismo, indica el BCP, que en el plano regional los pro­nósticos de expansión de las principales economías veci­nas siguen debilitándose en las últimas semanas, debido a algunos episodios de carác­ter interno, provocado por un escenario internacional más compleja.­