El sector financiero se mantiene como el mayor tenedor de los bonos emitidos y colocados por el Tesoro en el mercado local. Al cierre del primer trimestre del 2018, los ban­cos y las financieras regis­traron en su poder el 64,9% de todos los títulos de deuda pública, según el informe de la Subsecretaría de Estado de Economía del Ministerio de Hacienda.

Al término del segundo mes del año, este sector registró una tenencia del 57,5% de los bonos del Tesoro, es decir, 7,4% menos al observado al 31 de marzo del presente ejer­cicio. Esto demuestra que las dos primeras emisiones reali­zadas este año por Hacienda en el mercado doméstico fue­ron captadas en gran parte por las entidades financieras y bancarias.

Como segundo mayor tene­dor de los papeles al cierre de marzo se ubica el Fondo de Garantía de Depósito del Banco Central del Para­guay (BCP) con el 26,6% del total. El resto, en 6,6% está en manos de personas jurí­dicas; 1,7% en poder de per­sonas físicas y 0,1% fueron adquiridos por inversores institucionales, detalla el documento.

En ese sentido, el presidente de Valores Casa de Bolsa, Christian Borja, afirmó que las emisiones del Ministe­rio de Hacienda deberían ir aumentándose cada vez más y también tratar de que los títulos puedan ser adquiri­dos por otros inversores par­ticulares y no solamente por el sector financiero.

"Lo que buscamos es que el bono del Tesoro sea un pro­ducto que cada vez más esté a disposición de inversores particulares, ya que sabemos que el riesgo país es lo más bueno que tenemos actual­mente", reiteró.

Por su parte, el economista y directivo de Cadiem Casa de Bolsa, César Paredes, explicó en su momento que es nor­mal que la mayor parte de los bonos del Tesoro estén en poder del sector financiero local, debido a la capacidad de adquisición de este sector, y porque anteriormente todas las emisiones del Ejecutivo se realizaron mediante el BCP.

Entre febrero y marzo del 2018, el Ejecutivo a través del Ministerio de Hacienda realizó dos emisiones por G. 150.000 millones y G. 160.000 millones, respecti­vamente, en el mercado local. Estas tandas pertenecen a los bonos a ser emitidos durante el 2018, bajo la aprobación del Congreso Nacional.