Finalmente solo dos de las doce firmas interesadas en los 3 canales de aire y que adquirieron el Pliego de Bases y Condiciones (PBC) presentaron ayer a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) sus propuestas para explotar el servicio de Televisión Digital Terrestre (TDT) en el país. Las compañías que se alistan para el proceso son: Mercuria SA y DTH Magnética.

Desde la fecha, ambas propuestas serán estudiadas por la Conatel, mientras que los resultados del proceso estarían a más tardar para el mes de junio, según adelantó Alberto Ishibashi, gerente de Radiocomunicaciones del organismo estatal.

DTH Magnética es una compañía conformada por el canal argentino América TV y la familia Galanti de Paraguay, según sostuvo Alberto González, representante de DTH Magnética. Adelantó que una vez que reciban el visto bueno del ente regulador, tienen previsto invertir alrededor de US$ 3 millones para comenzar con el proyecto, donde emplearán a unas 100 personas aproximadamente. Su planta transmisora estará en Asunción.

La segunda firma es Mercuria SA, una empresa creada a finales del año pasado mediante capital local y argentino, sin experiencia en el rubro. La misma estará ubicada en la ciudad de Fernando de la Mora y prevé invertir inicialmente unos US$ 4 millones, según explicó Hermann Weisensee, representante del grupo.

El PBC establece que las compañías deben ser como mínimo en un 51% capital local. Una vez que reciban la aprobación, tendrán 18 meses como fecha para salir al aire con sus contenidos que, en gran mayoría, deben ser producidos en el país.

El pliego establece además que los canales tengan una estación base en Gran Asunción y una estación repetidora en la Cordillera del Ybytyruzú, desde una ubicación donde permita una importante cobertura y dependiendo de la propagación podrían cubrir otros departamentos. Las licencias tendrán una duración de 10 años.

CONATEL

Ante esta escasa participación de oferentes, la Conatel recaudaría solamente unos G. 4.000 millones, monto inferior a los G. 6.000 millones que se había previsto en un principio, teniendo en cuenta que el precio base es de G. 2.000 millones por cada canal.