"Podemos hablar de una deuda oportuna y prudente. Oportuna porque necesitamos la infraestructura, necesitamos potenciar la inversión pública y si eso va a requerir un mínimo de endeudamiento, bienvenido sea", expreso la titular del Ministerio de Hacienda, Lea Giménez.

Fue durante una entrevista con la Regional Montevideo (Uruguay) de la agencia rusa de noticias Sputnik.

La alta funcionaria del Gobierno añadió que la deuda pública paraguaya aumentó en los últimos años. Puntualizó, sin embargo, que la misma "fue utilizada de forma efectiva para el desarrollo del país."

A modo de contexto para sus lectores, Sputnik describió que el endeudamiento nacional se aproxima al 24% del Producto Interno Bruto (PIB), "lo que representa unos 7.108 millones de dólares."

Entre tanto, Lea Giménez expresó que ese endeudamiento se dio "en el marco de la responsabilidad fiscal" y "va a redituar en un crecimiento más amplio, mucho más inclusivo".

Como ya fuera señalado en varias oportunidades por representantes del Gobierno paraguayo, Sputnik resaltó que, a pesar de su crecimiento, la deuda local sigue "siendo de las más bajas de la región."

Lea Giménez agregó que los recursos obtenidos mediante la emisión de deuda van "casi en exclusiva a obras de infraestructura."

"Pero no con la visión de que el Estado intervenga para generar empleo (que la ministra definió como keynesianismo), sino para contribuir al desarrollo del país, observó", subraya el reporte.

"No es una visión de [John Maynard] Keynes, es más una visión de desarrollo para el país, que realmente necesita infraestructura; tenemos una población muy joven que va a precisar de herramientas básicas para el desarrollo", dijo textualmente la ministra de Hacienda.

CRECIMIENTO Y POBREZA

Sputnik también dedicó unas líneas a mencionar que, en la última década, "Paraguay registró un crecimiento sostenido de la economía, con un promedio anual de 5% del PIB, según datos del Banco Mundial."

Entre tanto, apuntan que "poco más de la cuarta parte de la población paraguaya, estimada en 6,5 millones de personas, se encuentra por debajo de la línea de pobreza", atribuyendo la información a la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos de nuestro país.

"Entre 2012 y 2017 la pobreza extrema cayó de 7,4 a 4,4%", finaliza el reporte.