Buenos Aires, Argentina. AFP.

El presidente argentino, Alberto Fernández, anunció una extensión de la prohibición a la circulación nocturna, una restricción del horario comercial y el cierre de las escuelas en el área metropolitana de Buenos Aires, en un endurecimiento de las medidas para frenar la covid-19. A partir del viernes, el toque de queda regirá entre las 20:00 y las 6:00 locales y el horario comercial se limitará a diez horas entre las 9:00 y las 19:00. Los estudiantes capitalinos volverán el lunes a la modalidad virtual de clases por un periodo de dos semanas, anunció Fernández en un momento en que las infecciones están disparadas.

El país suramericano registra casi cinco veces más casos diarios nuevos con respecto a hace un mes cuando el promedio era de 6.000, frente a 25.000 de este miércoles. “Seamos estrictos, seamos cuidadosos (...) Todos los esfuerzos parecen insuficientes a la luz de los contagios”, advirtió el mandatario.

Las nuevas restricciones se aplicarán en Buenos Aires y su periferia, donde viven 15 millones de los 45 millones de argentinos y que concentra el aumento de contagios. Las provincias podrán adherirse. Estas medidas “voy a hacerlas cumplir con las fuerzas federales (policía)”, dijo el mandatario y afirmó que convocó a las fuerzas armadas para que “colaboren en la asistencia sanitaria”.

Dejanos tu comentario

5H

¿Cómo se podrían evitar las aglomeraciones en los colectivos?

Click para votar