Francfort, Alemania. AFP.

Un Brexit sin acuerdo, que tendría el efecto de reducir las importaciones de productos de la Unión Europea hacia Reino Unido, pondría en peligro más de 600.000 puestos de trabajo en todo el mundo, según un estudio alemán publicado el lunes.

Según los cálculos de los investigadores del instituto IWH, que se basan en la hipótesis de una caída del 25% de la demanda de productos europeos tras el Brexit, 103.000 puestos de trabajo podrían desaparecer en Alemania y otros 50.000 en Francia.

Sin embargo, para esos puestos de trabajo, “los despidos solo son una opción entre otras” y las empresas podrían “intentar conservar a los empleados” recurriendo al desempleo parcial o buscando nuevos mercados, apuntan los economistas.

Reino Unido, que en principio debería abandonar la Unión Europea el 29 de marzo, vive en plena incertidumbre sobre la forma que tomará el Brexit después de que los diputados británicos rechazaran el 15 de enero el acuerdo negociado durante meses con Bruselas por la primera ministra Theresa May.

En total, según el estudio, 179.000 puestos de trabajo se verán afectados por la caída de exportaciones, mientras que otros 433.000 están amenazados indirectamente tanto en la UE como en países fuera del bloque.

Sería el caso de China, donde peligrarían 59.000 puestos de trabajo en las empresas que suministran productos a las compañías europeas que luego exportan a Reino Unido.

CRECIMIENTO SE RALENTIZA

El crecimiento económico en Reino Unido se ralentizó al 1,4% en el 2018, su ritmo más débil en seis años, lastrado por las incertidumbres sobre el Brexit que ensombrecen las perspectivas para el 2019.

A menos de dos meses de la fecha oficial de salida de la Unión Europea, el 29 de marzo, las cifras de la oficina nacional de estadísticas fueron recibidas como una ducha fría.

El PIB había crecido 1,8% en el 2017. Pero tras haber aumentado a mediaos del año pasado, el crecimiento se ralentizó a finales del 2018 y solo alcanzó el 0,2% en el último trimestre.