Acero, carne de cerdo y manzanas se cuen­tan en la lista de pro­ductos estadounidenses a los que México impondrá arance­les por un valor de casi 3.000 millones de dólares, como represalia a los de EEUU al acero y aluminio, dijo este martes el ministro de Econo­mía mexicano. ‘’La lista cons­truida por México claramente va a ese nivel, al nivel cercano a los US$ 3.000 millones”, dijo a periodistas el ministro Ilde­fonso Guajardo, destacando que el monto es “proporcio­nal” al impacto de las medidas dictadas por Washington. Las represalias suponen un revés al diálogo para la renovación del Tratado de Libre Comer­cio de América del Norte (TLCAN), que ambos países junto a Canadá integran desde 1994 y que se renegocia a exi­gencia del presidente estado­unidense Donald Trump, dijo la agencia AFP.

En la lista de productos estado­unidenses que serán gravados con tasas de entre 15% y 25% están quesos de cualquier tipo, rallado o en polvo, manzanas, arándanos y whisky, además del cerdo y las uvas y produc­tos de acero y de aluminio como revestidos de aleaciones y tubos de perforación. Gua­jardo precisó que los aranceles, que entraron en vigor este mar­tes, se aplican a una combina­ción de productos de distintos sectores elegidos con el propó­sito de no dañar la competitivi­dad de las cadenas productivas, reducir el impacto inflaciona­rio y que no formen parte de la canasta básica.

ARANCEL A LA PIERNA DE CERDO

Los gravámenes que anunció México como el de la carne de cerdo están destinados a sectores políticamente sensibles en EEUU, donde está una parte de la base de votantes del presidente Trump, que depende de las exportaciones, han advertido expertos.

A pre­gunta expresa sobre si los aranceles han sido aplicados “quirúrgi­camente” para afectar a estados que apoyan a Trump, Guajardo respondió: “ni niego ni confirmo”. Para la pierna de cerdo, del que México es el principal comprador de EEUU, Guajardo informó que ya se coordinó con el sector agropecuario local la apertura de cupos de importación para cubrir la demanda restante del año “que seguramente provendrá de Europa”.